San Juan Nepomuceno
San Juan Nepomuceno

San Juan Nepomuceno fue un ejemplo de la protección al sigilo sacramental: fue el primer mártir que prefirió morir antes que revelar el secreto de confesión.

Juan Nepomuceno nació en Checoslovaquia entre los años 1340 – 1350, en Nepomuk. Por ello es que se le dice el Nepomuceno. Obtuvo su doctorado en la Universidad de Padua y fue párroco de Praga. Después fue nombrado Vicario General del Arzobispado porque el Cardenal lo consideraba como un hombre de confianza.

Tal vez te interese:  San José de Anchieta, el apóstol de Brasil

 

El Santo fue confesor de Sofía de Baviera, la esposa del rey de Praga, Wenceslao. Por ello, el rey, que tenía ataques de cólera y de celos, ordenó al sacerdote que le revelara los pecados de su mujer. La negativa del Santo enfureció a Wenceslao y lo amenazó con asesinarlo si no le contaba los secretos.

Otro conflicto entre Wenceslao y Juan Nepomuceno sucedió cuando el monarca quiso apoderarse de un convento para darle sus riquezas a un pariente y el Santo se lo prohibió porque esos bienes pertenecían a la Iglesia.

Tal vez te interese:  Hoy la Iglesia celebra la memoria de San Esteban

El rey se llenó de cólera, el Santo fue torturado y su cuerpo arrojado al río Mondalva. Después lo vecinos recogieron el cadáver y lo sepultaron religiosamente. Era el año 1393.

En vista de su heroica actitud de  preferir la muerte antes que revelar un secreto de la confesión, San Juan Nepomuceno fue considerado patrono de los confesores.

Tal vez te interese:  San Patricio, el Patrono de Irlanda que cambió la historia de Nueva York

También se le considera como protector contra las calumnias y las inundaciones.

ACI Prensa

Comentarios

comentarios

- Publicidad -