TIME: Inmigrante mexicana, Jeanette Vizguerra, entre los 100 más influyentes de 2017
TIME: Inmigrante mexicana, Jeanette Vizguerra, entre los 100 más influyentes de 2017

Jeanette Vizguerra, mexicana de 45 años, saltó a los principales titulares de los medios de comunicación en febrero pasado, luego de que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) le había denegado una disposición que suspendía temporalmente una orden de deportación que pesaba sobre la también activista por los derechos de los inmigrantes por haber cometido una infracción de tránsito y por haber empleado un número de seguro social inexistente.

Vizquerra decidió entonces refugiarse en la iglesia First Unitarian Society, en Denver, Colorado, en donde vive desde entonces y donde también recibió la noticia de que la revista Time la incluyó en la edición especial de los 100 personajes más influyentes de 2017, que comenzó a circular este jueves.

Tal vez te interese:  Donald Trump es el nuevo presidente de Estados Unidos

“Este es un reconocimiento para todos los indocumentados que están allá afuera”, dijo en la iglesia en la que se refugia.

“Con esto estoy demostrando que los inmigrantes no somos criminales. Somos gente productiva y a la que nos gusta luchar por nuestros sueños”, aseguró mientras un grupo de personas le gritaba: “sí se puede”.

Respecto el reconocimiento de Time dijo que “no cambia nada”, porque “seguiré mi lucha, incluso si llegara a tener mis documentos no cambiaría nada. Que la gente sepa que Jeanette va a seguir luchando (…) porque decimos: ‘sin papeles y sin miedo'”.

AMERICA FERRARA ESCRIBE SOBRE JEANETTE

En la edición especial de Time, America Ferrara –actriz latina, activista por los derechos humanos, productora y ganadora de un Emmy– escribió el perfil de Jeanette Vizguerra, el cual publicamos a continuación:

Tal vez te interese:  Juez de Texas que decidirá ley anti-inmigrantes SB4 declara anticonstitucionales las 'detainers'

“Algunas familias tienen planes de emergencia para incendios, terremotos o tornados. La familia de Jeanette Vizguerra tenía un plan de emergencia para el golpe tan temido en la puerta. Si los funcionarios de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos llegaban a su casa, sus hijos sabían que tenían que filmar el encuentro, alertar a sus amigos y familiares, y ocultarse en el dormitorio. La familia Vizguerra vivía aterrorizada de ser destrozada por la deportación.

“Jeanette se trasladó a los Estados Unidos para ser conserje, y luego trabajó como organizadora de sindicatos y construyendo su propia empresa, antes de convertirse en una defensor de la reforma migratoria –una cosa audaz y arriesgada para un inmigrante indocumentado. Después de luchar contra la deportación durante ocho años, decidió publicar su historia y se refugió en el sótano de una iglesia de Denver.

Tal vez te interese:  Otorgarán apoyos de hasta 30 mil pesos para negocios de zacatecanos deportados

“La actual Administración ha chocado con los inmigrantes, asustando a los estadounidenses para que crean que indocumentados como Jeanette son criminales.

“Ella vino a este país para no violar, asesinar o vender drogas, sino a crear una vida mejor para su familia. Ella derramó sangre, sudor y lágrimas para convertirse en dueña de negocios, tratando de darle a sus hijos más y mejores oportunidades de las que tenían. Esto no es un crimen. Este es el Sueño Americano”.

Comentarios

comentarios

- Publicidad -