Foto: Brenda Macías. Escena de Ricardo III, versión 0.3

¿Qué pasa cuando, con la fuerza del teatro, la Penitenciaría del Distrito Federal de Santa Martha Acatitla abre sus puertas para que ojos externos se asomen a ver sus entrañas?, ¿qué pasa cuando una persona espectadora dedica un sábado completo para ir a la prisión a ver teatro vestida de colores, cumpliendo con el protocolo de vestimenta, a fin de no ser confundida con la población interna?

Con estas y otras preguntas, Conexión Migrante se dio a la tarea de rescatar fragmentos de la puesta en escena Ricardo III, versión 0.3, adaptación libre de La Tragedia del Rey Ricardo III de William Shakespeare, que se presenta en el teatro Juan Pablo de Tavira, en las profundidades de “la Peni”, como se le conoce a la Penitenciaría del Distrito Federal, prisión construida en 1957, que sustituyó al Palacio Negro de Lecumberri (donde, en 1955, el escritor y preso político José Revueltas escribió El Apando).

La dirección artística de la Compañía de Teatro Penitenciario (CTP) es de Itari Martha del Foro Shakespeare AC y un equipo de personas apasionadas y profesionales del teatro y la gestión cultural, que desde 2009 trascendieron a la realización de talleres de teatro, un trabajo que inició y continúa haciendo el Padre del Teatro Penitenciario Jorge Correa, desde los años ochenta del siglo pasado, cuando el criminólogo Juan Pablo de Tavira –primer director del Centro Federal de Reinserción Social Núm. 1 y asesinado a quemarropa en el año 2000– confiaba que el teatro permitiría que los programas de reinserción social cumplieran su propósito.

Tal vez te interese:  La UNAM presenta plan de acción para alumnos y académicos deportados
For: Brenda Macías. Vista de la Torre de Vigilancia de la Cárcel Femenil del complejo penitenciario de Santa Martha

La CTP, movida, quizá, por este primer impulso, desde 2009 encontró la manera de convencer a las autoridades de la Sub Secretaría del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México de la necesidad de reunir en acción dramática a externos e internos para derrumbar estereotipos sobre quienes cumplen una sentencia en prisión y permitir el diálogo con la sociedad.

Este encuentro de actores-internos, gente de teatro externa, sociedad y autoridades se ha convertido en una forma de subsistencia, porque las puestas en escena son subsidiadas por el pago del espectador, quien invierte 250 pesos por cada función para que se sigan produciendo obras. Incluso, la actividad teatral en Santa Martha es considerada una actividad laboral que permite obtener beneficios para acortar las sentencias.

Tal vez te interese:  Intenta gobierno de México enviar mensaje de tranquilidad ante triunfo de Donald Trump

El repertorio expuesto al interior de Santa Martha se compone de obras como Cabaret Pánico de Alejandro Jodorowski; El Mago Dioz, basada en la novela El Maravilloso Mago de Oz de Lyman Frank Baum; Ricardo III, versión 0.3, adaptación libre de La Tragedia del Rey Ricardo III de William Shakespeare, y próximamente Esperando a Godot, una tragicomedia de Samuel Beckett.

Además, el trabajo de la Compañía se extiende al exterior de la prisión en el Centro Cultural Autogestivo El 77, en la Colonia Juárez de la CDMX. Desde ahí, personas que cumplieron sus sentencias siguen haciendo teatro adentro y afuera. De este trabajo han surgido obras como Las 80 mejores amigas y La mordida.

Internos-actores o actores-internos resignifican la cárcel

Tal vez te interese:  BBVA lanza “Tuyyo”, una app para transferir dinero de EU a México

Conexión Migrante aprovechó la visita a Santa Martha Acatitla para platicar con dos de los miembros de la CTP, los actores Rafael Martínez y César García, quienes aseguran que hacer teatro es una inversión de tiempo, una disciplina y trabajo arduo que, aunque a veces los cansa, siempre vuelven a ella porque la disfrutan.

Rafael Martínez también aprovechó para recordar que una de sus hijas vive en los Estados Unidos y está consciente que sus errores lo está llevando a cumplir una sentencia de 28 años, que ha podido sobrevivir haciendo teatro.

Viajar a Santa Martha

Foto: Brenda Macías. Espectadores viajan a la Penitenciaría de Santa Martha Acatitla desde el Foro Shakespeare AC.

Conexión Migrante constató que el poder de convocatoria de la CTP. En la función del pasado 18 de marzo de 2017 acudieron 130 personas que reflexionaron sobre la incapacidad de amar del ser humano y conocieron su lado oscuro al observar la puesta en escena Ricardo III, versión 0.3.

Para poder acudir es indispensable enviar un correo [email protected] y revisar la página http://teatropenitenciario.blogspot.mx/p/somos-la-compania-de-teatro.html

Comentarios

comentarios

- Publicidad -